Ene
04

Cómo comprar una lavadora. Parte 2

Continuemos con las sugerencias para la compra de tu lavadora. Aquí la primera parte.

Uso

Si bien suena simplista esto, ya que el uso es obvio, lo que no lo es, es el tipo de prendas que vamos a estar lavando. El tipo de ropa que tienes va a dictar lo que necesitas.

Si tienes prendas delicadas, necesitas esa opción de lavado. Si tienes hijos pequeños que dejan la ropa que se para sola de la mugre que acumulan de tanto jugar y arrastrarse, necesitas un ciclo de limpieza profunda. Si piensas lavar cortinas, cobijas y otros artículos grandes, necesitas de una mayor capacidad de tina.

El uso te va a dictar que necesitas comprar.

Preparar un presupuesto

Antes de salir a buscar la lavadora de tus sueños, debes de considerar cuanto deseas o cuanto puedes invertir en su compra. Esto es muy importante, ya que esto te pondrá un freno y te obligará a considerar muy bien con que características y funciones te vas a quedar. Has el sólido propósito de apegarte a el para no ir más allá de lo que puedes pagar.

Marcas de lavadoras

La eterna pregunta es – ¿Cual marca de lavadora es la mejor? La mejor respuesta es: la que mejor se adecue a tus necesidades y presupuesto. Además, toma en cuenta que varias de las marcas que se comercializan en México son fabricadas en la misma planta.

Por ejemplo, Mabe® también fabrica las lavadoras de marca Easy®, Iem® y General Electric®.

En la planta de Acros® se fabrican las marcas Supermatic®, Whirpool®, Kenmore®, Admiral®, Amana® y Maytag®.

Otras marcas en el mercado son Samsung®, LG®, Bosh®, Electrolux® y Koblenz®, entre muchas otras.

Visitar los establecimientos

Ya determinaste donde va a ir instalada la lavadora, quién la va usar, el tamaño que necesitas, las características y funciones que ocupas, el uso que le vas a dar y has preparado un presupuesto. Ahora es el momento de ver en vivo y a todo color las opciones que cumplen con tu criterio.

Prepara donde apuntar, ya sea papel y lápiz o un medio digital. Aquí vas a llevar el registro de la tienda, las marcas y modelos que te gustaron y el precio, tanto de contado como a crédito. También apunta lo que cubre cada garantía.

No olvides tomar las medidas de la lavadora para asegurarte de que queda en el espacio designado.

Busca información de cada lavadora

En la tienda departamental solo te van a dar los puntos buenos de cada lavadora. Es hora de buscar la verdad.

Para conseguirlo, busca reseñas en línea, pregunta a conocidos si saben de alguien que haya adquirido el modelo que te gusta. Aprovecha la red con twitter® o respuestas de Yahoo®. La compra que vas a hacer es importante, no te vayas con lo que te late únicamente, has una compra consiente.

Considera el costo de operación

Este es un costo que pasamos por alto. Además del precio inicial, debes de considerar lo que en energía eléctrica y agua vas a terminar pagando. El gobierno federal pone a la disposición del comprador la etiqueta de eficiencia energética (aquí puedes ver el sitio de la CONUEE con la explicación para poder leer la etiqueta).

Normalmente una lavadora económica tiene un costo de operación mayor que una de alta eficiencia (HE). Aquí es de hacer la tarea para ver que te conviene más al paso del tiempo.

Está al pendiente de la siguiente entrada, que será la última de ésta serie, para que así puedas comprar la mejor lavadora que cubra tus necesidades reales

Dic
31

Cómo comprar una lavadora. Parte 1

En la pasada entrada repase los tipos de lavadora más comunes en el mercado. En esta entrada, primera de tres,  veremos paso a paso que hacer para hacer una compra inteligente.

Donde va a ir instalada la lavadora

Es increíble la cantidad de gente que compra una lavadora, para luego darse cuenta de que no tienen manera de instalarla. Para no caer en esa situación, es importante determinar:

  1. Donde va a ir colocada y cuanto espacio está disponible.
  2. Porqué áreas hay que pasar para instalarla. Para esto hay que medir el ancho de las puertas y pasillos y así asegurar que no tendremos problemas. No olvides tu cinta métrica a la hora de ir de compras.
  3. El tipo de instalación eléctrica e hidráulica con la que se cuenta para decidir si la lavadora se ajusta con lo existente o si habrá necesidad de realizar modificaciones. Si hay que hacerlas, debes determinar si el costo adicional se justifica.

Quienes van a utilizarla

Esto es importante no solo para su uso, si no también por seguridad. Si la compra es para una persona mayor, hay que considerar que una lavadora de carga por arriba le es más cómoda al no tener que agacharse. Asimismo, hay que tomar en cuenta el tipo de controles para que le sea sencillo operarla.

Si hay pequeños, lo mejor es una lavadora con seguro a prueba de niños para evitar accidentes.

El tamaño que se necesita

El que sea para una persona sola, una pareja sin hijos o una familia grande va a determinar que capacidad de lavado se requiere.

También hay que planear a futuro y considerar si va a haber cambios en el hogar que haga necesaria una lavadora de mayor capacidad en el corto o mediano plazo.

Para una persona o pareja sin hijos una capacidad de 4 a 8 kilos es suficiente. Para familias con hijos, una capacidad de 9 a 15 kilos es apropiada. Para familias grandes y con necesidad de lavar ropa de cama y cortinas, una con capacidad de 18 a 20 kilos cubre la mayoría de sus necesidades.

Características y funciones

Los avances tecnológicos han alcanzado a las lavadoras de ropa. Hoy día hay modelos que ofrecen una gran cantidad de funciones:

  1. Controles. Existen de perilla y digitales. Los de perilla son más intuitivos en su uso. Los digitales trabajan en base a menús y hay una curva de aprendizaje para su correcto uso. Si tienes que leer un manual de 50 páginas para poder operar la máquina, solo tú sabes si lo quieres así de complejo.
  2. Despachadores automáticos. Estos son depósitos en los que se añaden el detergente, el suavizante o blanqueador para que se agreguen al proceso de lavado en el momento y cantidades adecuadas.
  3. Control de temperatura. Permite tener ciclos de lavado con agua caliente, ya sea conectado al agua caliente de la casa o a través de la propia lavadora que con resistencias la calienta. El uso de agua caliente implica un gasto más en cada carga de lavado.
  4. Ciclo adicional de enjuague. Esto se ofrece para aquellas personas que son sensitivas al detergente o suavizante para retirar al máximo los residuos de ambos.
  5. Pre-enjuague. Se programa un tiempo para que la ropa se remoje y facilite el proceso de limpieza.
  6. Material de la tina. Lo más común es la tina de peltre, pero las hay también de plástico y de acero inoxidable. Estas últimas duran más y no se oxidan con el tiempo.
  7. Temporizador. Se ajusta un reloj que hace que la lavadora empiece a trabajar a la hora programada.
  8. Ajuste de vapor. Los fabricantes proclaman que al utilizar esta función, la ropa queda más limpia y sanitiza las prendas… aja.

Existen muchas más funciones, como las burbujas, aire a presión para secar más rápido la ropa en el ciclo de exprimido, sensores que ajustan el ciclo de lavado y la cantidad de agua de acuerdo con la cantidad de prendas a lavar. Solo ten en cuenta que cada una de las funciones traen un precio que se añade al costo total de la lavadora. Muchas de las nuevas funciones son solo cuentos y exageraciones, pero que ayudan a obtener una mayor ganancia al fabricante y al vendedor. Otra cosa, el precio no garantiza un desempeño mayor.

No dejes de leer la siguiente entrada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas más antiguas «

» Entradas más recientes