«

»

jun
01

El oro líquido. La tinta para impresoras

Me jacto de ser una persona paciente, pero debo de confesar que mi impresora me llevó al límite cuando intente utilizar cartuchos recargados y después genéricos. Jamás los aceptó.

Si no la he tirado y continúo conservándola en mi escritorio es para recordarme el tener mucho cuidado a la hora de escoger la siguiente impresora. Para conseguirlo, voy a poner en práctica lo que me enseño mi mala compra, así como información que encontré en la red.

Trucos para hacernos comprar más tinta

  1. Diseño único. Para asegurar que no vayamos a comprar tinta con la competencia, crean para cada grupo de impresoras un diseño específico de cartucho, así que no podemos intercambiar tintas con otras marcas.
  2. Cambio de diseño y nuevas impresoras. Cada determinado tiempo, los fabricantes sacan un nuevo modelo de impresora, que cuenta con características nuevas o mejoradas y también un nuevo tipo de cartucho. Esto les permite que los nuevos compradores no puedan utilizar los cartuchos existentes y le ganan el tirón a los fabricantes de cartuchos genéricos y hacen difícil el rellenado.
  3. Chip inteligente integrado. Primero pensé que era una buena idea que los cartuchos contaran con un medio que avisará cuanta tinta quedaba y el punto en que se va a terminar, pero resulta que es un astuto plan para 1) evitar que se utilice en la impresora un cartucho que no sea del fabricante, 2) no permite continuar imprimiendo hasta que hayas cambiado el cartucho “agotado”, 3) este chip calcula el uso de tinta por cartucho, lo cual quiere decir que terminas con tinta en el, pero como ya indica que no tiene, pues ¡mala suerte camarada! y 4) si quieres rellenar el cartucho y lo instalas, no lo acepta, porque ya lo usaste. Vivillos ¿verdad?
  4. Limpieza del cabezal. Este es bueno, porque para limpiar las cabezas de impresión ¿qué crees? tienes que gastar tinta.

Lo anterior no es ilegal y los fabricantes están en su derecho de hacerlo, pero nosotros no estamos en la obligación de tirar nuestro dinero. Así que,

¿Qué podemos hacer?

  1. Costo de los cartuchos. Investiga bien el precio y busca reseñas en cuanto a la duración de los mismos (más de esto en la siguiente entrada). Y no puedes confiar en lo que el cartucho dice, la verdad es que duran muchísimo menos.
  2. Cartuchos individuales. Te permiten ahorrar al solo cambiar los que se van agotando en vez de cambiar un solo cartucho de color que aún puede tener suficiente tinta de los otros dos colores.
  3. Que permitan seguir imprimiendo. Como ya mencione, las mugres impresoras dejan de funcionar en cuanto se agota uno de los cartuchos. Antes te preguntaban si querías imprimir con un esquema de color alterno. Ya se avivaron los fabricantes.
  4. Consigue una impresora láser. A la larga son más económicas que las de inyección de tinta.
  5. Imprime a color fuera de casa. Seamos sinceros, la mayoría de los mortales no imprimimos tanto a color, sino en blanco y negro. Por lo mismo es que recomiendo el uso de las impresoras láser. Si ocupas imprimir algo a color, busca un ciber-café. Esta opción es más económica.
  6. Cartuchos con chip buen a onda. O de plano, que no tengan chip. En las impresoras nuevas no es posible, pero puedes buscar una reconstruida en donde rellenan los cartuchos y así ahorrarte una buena lana al utilizar cartuchos reciclados. De este modo aprovechas la tinta hasta lo último, muy práctico en las láser también.

Lo malo del rellenado es que no es el mismo tipo de tinta, sino genérica, así que los cabezales tienden a taparse y la tinta a chorrearse. Otra hábil artimaña de los fabricantes.

Si lees el empaque de los cartuchos veras claramente que no se te permite rellenarlos, así que es ilegal hacerlo… como si eso estuviera deteniendo a la gente.

La verdad es que los fabricantes de las impresoras están jugando un juego que a la larga los va a perjudicar, pero por mientras tenemos que ver como ahorrar en la necesidad que tenemos de imprimir.

¿A ti que te ha funcionado?

¿Qué puedes compartir con nosotros?

Vamos, no seas tímido (o tímida, admirada y sufrida lectora) y aporta tus secretos para poder ahorrar. En la siguiente entrada haré un comparativo entre las impresoras de inyección y láser. Te espero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios

1 ping

  1. Ricardo Saavedra escribió:

    Hola, esta bueno tu comentario, pero actualmente, quiero decir en 2010-2011, ya esta muy avanzada la industria de cartuchos genericos y si puedes encontrar muchos cartuchos genericos compatibles. Yo les recomiendo q antes de comprar la impresora a color, busques un distribuidor de cartuchos y le preguntes para cuales modelos tiene y cuales son los mas vendidos o bien q te recomiende la impresora, es padrisimo q imprimas a color, los genericos te cuestan una cuarta parte del original y cada vez hay mejor calidad en tinta. Las impresoras laser cuestan un ojo de la cara y el toner otro ojo, las de inyeccion estan casi regaladas, yo tengo una epson SCX5900 para un cafe internet y trabaja de maravilla, animate a imprimir a todo color, suerte, ciao

  2. Alvaro escribió:

    Estimad@

    en realidad no te has dedicado lo suficiente a buscar.

    yo al igual que tu compre una impresora HP, la cual tenia muchas cualidades entre las cuales podemos contar que es WI-FI lo que permite olvidarte de los cables entre otras cosas.

    si bien los cartuchos tienen chip, estos permiten seguir sacandole hasta la ultima gota, pero tienen un valor muy exagerado ( app 30.000 CL$) siendo un kit nuevo de estos el valor de un poco menos de la mitad de la impresora.

    el punto es que empese a buscar, a parte de encontrar que existen impresoras epson y algunas hp, cannon y brother a los cuales les puedes poner sistemas continuos de tinta (CISS), logre encontrar alguien que adaptara un sistema a mi impresora.

    estos sistemas tienen una caracteristica, se ponen unos cartuchos especiales con unos chip reseteables y por medio de vacio se mantienen llenos de tinta (solo hay que apretar un boton para resetear el chip en algunos modelos) que se obtiene de unos recipientes…..

    en numeros estos tienen app 125 ml de tinta (un cartucho tiene app 10 ml dependiendo del modelo).

    si bien este sistema tiene un costo de un set de cartuchos nuevos, por ese precio estas comprando aparte del sistema entre 10 y 15 cartuchos….

    la recarga de este sistema tiene el valor aproximado de 1 cartucho original…. con sistema independiente (puedes recargar solo el color que le falta tinta)

    el cuento es que con mi hp (gracias a que alguien experimento con ella pero puedes encontrar impresoras con el sistema instalado y probado) puedo imprimir sin pensar en las tintas, con un poco de sacrificio, por que como buen experimento, requirio trabajo que este funcionara al 100%….

    en ebay, mercado libre o otros los puedes encontrar.

    un link
    http://www.google.cl/#hl=es&q=continuous+ink+supply+system&oq=continuous+ink&aq=1&aqi=g9&aql=&gs_sm=e&gs_upl=5766l13132l0l14l13l0l1l1l0l376l2662l2.2.5.3&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&fp=1aefd2b5f95e7d4e&biw=1280&bih=624

  3. RAW escribió:

    ¿Qué tal Álvaro?

    Gracias por tu aportación, estoy seguro que muchos nos hemos beneficiado, así como los que lleguen a leer tu comentario en el futuro. ¡Saludos!

  1. Favoritos de mis Feeds – June 22, 2010 - blog.disenia.me escribió:

    [...] El oro líquido. La tinta para impresoras June 2, 2010 [...]

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

CommentLuv badge