«

»

abr
21

Las garantías que realmente no lo son

Ya casi es hora de llevar la camioneta a que le hagan una afinación, así que he estado visitando algunos talleres para ver presupuestos y servicios ofrecidos. En uno de los establecimientos me llamo la atención un letrero en grandes letras mayúsculas rojas que leía TRABAJOS GARANTIZADOS. Me acerque al dependiente y le pregunte sobre la garantía y que es lo que cubría. ¿Su respuesta?

-Si le sale algún problema después del trabajo, haremos lo posible por arreglarlo.

Me quede anonadado y de repente no supe si reírme (cosa que no hice, ya que lo dijo muy en serio). No pregunte más, le dí las gracias y me retire dándome cuenta de la falta de entendimiento de lo que es una garantía.

Garantía como verbo y no como sustantivo

Por donde vamos en nuestra localidad, encontramos establecimientos que ofrecen servicios tales como carpintería, mecánica, vidriera (o cristalerías), plomería (fontanería), pintura y demás. Y bajo la razón social del establecimiento, invariablemente se encuentra la frase “Trabajos Garantizados”.

Lo cierto es que o no entienden lo que una garantía es o son unos abusivos que buscan engañar a sus clientes. En una entrada anterior escribí amplio sobre las garantías, y resumiendo, estas deben de:

  1. Ser por escrito
  2. Explicar en detalle lo que la garantía cubre
  3. No ser menor de sesenta días
  4. Describir el método como hacerla válida

Ya estará el día en que el maestro mecánico del barrio nos entregue nuestra póliza, pero eso es lo que una garantía es, un compromiso por escrito de que el producto o servicio estará libre de defectos o este será reparado o nuestro dinero regresado.

No le pidas peras al olmo

En lo que tiene que ver con servicios, los changarros no entienden (o fingen demencia) sobre lo que una garantía implica. Ahora, no es que estés desprotegido, cuentas con PROFECO si es que el trabajo no te satisfizo, además de que queda un registro de su comportamiento al tu presentar tu queja.

En la mayoría de los casos, encontrar un buen maestro de oficio, que sea responsable, cortés y experimentado, es casi como pedirle peras al olmo. Si encuentras uno, aferrate a el, por que de esos, no hay muchos. Y si bien no te entregan una póliza, son de palabra y buscan dejarte satisfecho.

No caigas en la trampa de las garantías que no lo son. Has tu tarea y pide referencias. ¡Ah! Casi me olvido, no sueltes mucha lana, recuerda que mariachi pagado toca mal son… y no quieres que te bailen.

El investigar, comparar y elegir es la marca que te distingue como un Comprador Inteligente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

CommentLuv badge