«

»

Abr
15

Huye de los ganchos comerciales

A todos nos gusta ahorrar dinero. Tan es así, que llegamos a considerar un deporte ahorrar lo más posible en nuestras compras semanales y de temporada.

Cada fin de semana estamos buscando las especiales en los diarios para saber donde están más baratas las frutas, carnes, lácteos, latería y demás artículos necesarios para nuestro hogar. Para ropa, esperamos las ventas de fin de temporada y así ahorrar sustancialmente en lo necesario. Si son muebles o línea blanca lo que buscamos, andamos comparando modelos, marcas, capacidades y garantía para obtener el artículo que nos de el servicio buscado y por el mayor tiempo posible.

Todo esto está bien, pero si no somos cuidadosos, podemos terminar comprando más de lo que necesitamos y por lo mismo, gastando hasta lo que no tenemos (es que el uso de las tarjetas es tan indoloro). ¿Cómo evitar caer en esta trampa? Siguiendo los siguientes sencillos consejos:

  1. No compres en la tienda solo por que lo ofertado no es lo que necesitas. Cuantas veces no nos hemos hallado en la situación de que lo que se brinda en oferta no es lo que necesitamos, pero como ya estamos ahí y los compradores son tan convincentes y “casualmente” tienen en inventario un producto mejor, de excelente marca y con una garantía envidiable, buscan convencernos de comprarlo. Como ya te diste cuenta, la oferta fue solo un señuelo para que pudieran tenerte a la mano y así venderte un producto con el cual tengan un mayor margen de utilidad. Mejor da la media vuelta y continua buscando.
  2. El producto desaparecido. Con gran fanfarria se anuncia un artículo que esta ridículamente por debajo de su precio de mercado, así que te animas a ver que tan cierto es esto. Al llegar al negocio, ¡Oh sorpresa de Sorpresas! Ya no está en existencia. El producto fue real, y el precio ridículamente bajo también, solo que no tienen suficientes en existencia (muchas veces solo son uno o dos). Lo que hicieron fue atraerte para que así, estando ya ahí, te veas tentado a comprar con lo que ya traías listo en tu cartera para el producto maravilla. ¿Qué hacer? Suspirar y retirarte, no tienes por que gastar tu dinero nada más por el gusto de hacerlo.
  3. La oferta legitima con cola. Esto es, llegas y efectivamente, el producto esta disponible y al precio anunciado, solo que curiosamente, está hasta un rincón de la tienda y tienes que pasar por entre anaqueles, góndolas, exhibidores y vendedores que están más que dispuestos a ayudarte con lo que necesites para que tu visita sea más agradable y aprovechando que estas ahí, puedas comprar otras cosas. ¡Ojo! No quieras aprovechar el dinero que te ahorraste en comprar otras cosas. Si terminas haciéndolo, pues el ahorro ya no lo fue tanto y ya lleva cola.
  4. Los extras necesarios. Ya encontraste lo que necesitas, es una oferta razonable y estas listo para pagar, pero el vendedor aprovecha y te ofrece artículos complementarios que te hacen sentir que los ocupas. Toma como ejemplo una TV plana, te hace falta una base para que la empotres y pueda verse fabulosa desde cualquier ángulo. También necesitas un sistema de teatro en casa para maximizar la experiencia. No hay que olvidar una garantía extendida para estar protegidos en caso de falla. También un sistema de TV por satélite súper económico y completísimo. ¿Ves a donde va a parar? De antemano ten una lista de lo que necesitas y puedes costear y evita como la plaga cualquier otra cosa, aunque sea una ganga que no deberías de pasar por alto.

Hay más de estas estratagemas que se utilizan para atraer a los compradores, pero con este poker de ejemplos te puedes dar una buena idea de cómo buscan los establecimientos (sobre todo los grandototes) tener una mayor utilidad. Un gancho busca jalarte, evitalo.

Se siempre un Comprador Inteligente al investigar, comparar y elegir. ¿o hay otra manera de serlo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios

1 ping

  1. Ana escribió:

    ¡Excelente post!
    Me acaba de pasar que acompañé a mi papá a escoger una nueva tele (siguiendo tus consejos, por cierto) y uno va con un presupuesto y seguro de lo que quiere, pero ya en la tienda el vendedor te ofrece paquetes, descuentos, ofertas, regalos…Hasta que te ves a punto de comprar una tele más cara de lo que pensabas. Afortunadamente, no nos dejamos engañar esa vez, pero es clásico que nos dejamos llevar por la labia del vendedor o las ofertas que vemos anunciadas en tele. Así que tenemos que ser más cuidadosos con nuestro dinero y más inteligentes con nuestras compras.
    ¡Saludos!
    .-= Ana´s last blog ..Consejos para escoger alimentos sanos en las tienditas de conveniencia =-.

  2. RAW escribió:

    ¡Hola Ana!

    Que buenos que te ha sido de utilidad. Muchas gracias por compartir esta experiencia. Espero que consigas la tele para tu papá. ¡¡Saludos!!

  3. Live! escribió:

    Hola!

    Inevitablemente me recordo al chiste del hombre que fue por toallas sanitarias para su mujer y termino comprando una hielera, caña de pescar, lancha, y hasta una camionetota 4×4…!!!
    Saludos

  4. RAW escribió:

    Si, llega a ser tan trágico, que da risa. Gracias por tu visita.

  1. Tweets that mention Huye de los ganchos comerciales « Comprador Inteligente -- Topsy.com escribió:

    […] This post was mentioned on Twitter by Juan Olvera (Think). Juan Olvera (Think) said: Huye de los ganchos comerciales http://bit.ly/a27Xfa vía http://compradorinteligente.com […]

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CommentLuv badge