«

»

Feb
09

Cómo comprar zapatos de mujer

En el guardarropa de toda mujer no debe de faltar el complemento que es un buen par de zapatos. En el caso de ustedes, como mencione en la entrada pasada, la oferta de tipos, colores, formas y materiales es casi infinita. Así que la pregunta a contestar es ¿Cuáles zapatos debo de comprar?

En esta entrada te daré una guía sencilla para comprar los mejores zapatos, que estén tanto a la moda, que sean de calidad, que te queden cómodos y no gastes una fortuna en ellos.

  1. Materiales. Los zapatos se fabrican con diferentes materiales. Los hay naturales como la piel (lo que incluye la gamuza) y algodón. También estas los materiales que incluyen el poliéster, rayón, nylon y otros. Obviamente la piel es el material por excelencia debido a sus cualidades de amoldarse al pie, permite el flujo de aire, es durable, es suave con el pie y es fácil de cuidar y mantener. La piel es más cara, pero es una inversión que vale la pena para tener pies felices y unos zapatos que duren bastante tiempo. Procura alejarte de las modas pasajeras, ya que de otra manera se verán fuera de lugar en la siguiente temporada.
  2. Color. A la hora de elegir el color, es mejor un color neutro para que así combine mejor con tu guardarropa. Los mejores colores para conseguir esto son el negro, que va con los tonos obscuros y el café claro o marfil para los tonos claros.
  3. Medida. Las medias varían de un fabricante de calzado a otro. Es muy importante que te calces ambos zapatos cuando los estés probando. La mejor hora para ir de compras es en la tarde, ya que tu pie se hincha de un 5% a un 8% al final del día. Hacerlo así, te garantiza que tu calzado será cómodo toda la jornada. Asimismo, para asegurarte de que estas llevando la mejor medida, pruébate la siguiente medida para arriba y la siguiente para abajo. Camina un poco en la tienda con los dos zapatos puestos y si ninguno de los tres pares te sientan, olvídalo y busca otro estilo, sino, van a terminar arrinconados en tu casa y sin ser muñeca fea.
  4. Calidad. Siempre se obtiene por lo que se paga. El calzado más económico no esta hecho para durar, aún y cuando sea de piel. Aunque por el otro lado, un zapato caro no es garantía de durabilidad y comodidad. Revisa las costuras y la hechura general. Verifica que la suela no sea totalmente lisa, sino, en el primer piso mojado vas a dar el azotón. Las costuras deben de ser regulares y sin estar saltadas o faltantes. Siente bien el interior del zapato para que no tenga costuras o bordes molestos. La plantilla debe de estar bien fijada y estar acolchonada para tu confort. Verifica que sean del material que estas buscando. Hoy día hay materiales sintéticos muy similares a la piel y te puedes equivocar si no te fijas bien. Verifica que los dos zapatos concuerden, en ocasiones hay errores de los vendedores y mezclan los zapatos y terminas con un par dispar (¿verdad Melanie?).
  5. Especiales. En ocasiones vas a necesitar un par de zapatos para una ocasión muy especial, como lo es una fiesta, graduación o boda. Si tu indumentaria va a ser sencilla, consigue un par de zapatos de fantasía y llamativos para que lo complementen. Si por el contrario, el vestido va a ser la estrella de la noche, entonces los zapatos deben de ser sencillos para que no compitan con el. Si son zapatos que solo se van a utilizar en esta ocasión, no necesitas tirar la casa por la ventana al comprarlos. Aquí puedes comprar unos de moda, ya que al ser un par especial, no los volverás a ver al terminar el acontecimiento. Lo que si, cómpralos con tiempo, como normalmente van a ser con un tacón de 5 o más centímetros, vas a necesitar practicar caminar en ellos, así como hormarlos (que aflojen, pues) para que te aguanten las horas que vaya a durar el evento. Luego terminan quitándoselos y los vidrios y pisotones están muy cerca de ocurrir.
  6. Básicos. Necesitas los siguientes estilos para complementar tu guardarropa:
    1. Cerrados. Ten unos en negro y otros claros en diferentes modelo. El negro lo puedes dejar como el formal y que sea cerrado. El claro lo puedes tener de correa, abierto, de mirilla, tirante o de la forma que gustes.
    2. Sandalias. Perfectas para el verano y los atuendo informales. Procura dos pares que sean sencillos y de diferentes colores y un par más elegante, tal vez con tacón y decorado, para un look más sofisticado.
    3. Botas. Para el invierno, las botas lucen con casi todo, además de mantenerte calientes los pies. Invierte en un buen par y escoge el color que complemente tu guardarropa de invierno, tal vez en color chocolate o un gris oscuro. Las de plataforma son más cómodas, pero elige lo que mejor te vaya con tu complexión y el clima de tu ciudad.
    4. Tenis. Si no los ocupas para practicar un deporte, consíguete dos pares diferentes que te resulten cómodos y tengan un diseño o estampado que refleje tu personalidad.
    5. Bailarinas. Este zapato bajo no puede faltar para lucir informal y juvenil. Ten a la mano dos pares en tonos neutros para utilizarlos seguido.
  7. Cíñete a un presupuesto. Si te descuidas, vas a terminar gastando una cantidad obscena de dinero en zapatos. Fíjate un presupuesto y cíñete a el, de otra manera vas a gastar de más. Se firme contigo misma y respeta lo que has establecido como razonable. Si en un lugar encontraste los zapatos de tus sueños, pero están fuera de tu presupuesto, sal y busca en otro lugar algo similar en estilo. Has un compromiso contigo misma de no ser impulsiva. A menos que seas Paris Hilton, lo mejor es no gastar como ella.
  8. Donde comprar. Están las zapaterías, las tiendas departamentales y compras por catálogo. En las zapaterías tienen calzado de marca, marcas propias y de fabricantes independientes. En ocasiones se encuentran zapatos de marca independiente de buena calidad y a un precio razonable si se tiene paciencia y se visitan con regularidad. En las tiendas departamentales distribuyen las marcas reconocidas y manejan diseños exclusivos que están a buen precio, aunque por ser producidos en masa, se vuelven un cuanto tanto comunes. Por catalogo, no te lo recomiendo, ya que no te los puedes probar. Y ya se que es difícil retirarse de los ojos de cachorro de nuestra amiga/familiar/vecina que dese hacer su venta, pero se firme, tus pies y tu cartera te lo van a agradecer.

En la compra de zapatos, como toda compra importante, tomate tu tiempo para ver las opciones que se te presentan. Has una compra informada. Pide toda la ayuda a los dependientes y no te vayas solo con la primera impresión.

Tu misión, y una que no es imposible, es hallar lo que te quede, que sea cómodo y este a un precio razonable. No lo olvides, tú eres una Compradora Inteligente si investigas, comparas y eliges.

En la siguiente entrada considerare como poder hormar el zapato al pie y como darles mantenimiento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sin comentarios

1 ping

  1. Inspiración más allá de lo financiero :: El Peso Nuestro de Cada Día escribió:

    […] ropa, en el sitio de Comprador Inteligente el post  de Cómo comprar zapatos de mujer, solo agregaría que siempre lo hagas por las tardes cuando los pies están hinchados, así se […]

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CommentLuv badge